21 octubre 2008

Entrevista/León Ferrari - Por Conrado Yasenza



Entrevista a León Ferrari
Arte y Religión: Infiernos con Santos

Por Conrado Yasenza


León Ferrari es uno de nuestros más prestigiosos artistas plásticos vivo. En esta entrevista reflexiona acerca de los oscuros lazos entre el arte pictórico y la religión Occidental Cristiana.

Fotos: Ana Armendariz



-La idea es reflexionar sobre la vinculación existente entre Arte, Poder y Religión

- El arte está ahí por los cielos. El arte es una expresión considerada la antena sensible de la humanidad. El arte puede ser cualquier cosa y el arte más admirado por nosotros, todo el Renacimiento, todo el arte religioso en realidad es un arte que sirvió primero para ilustrar los crímenes de la Biblia, el Diluvio o El Juicio Final, por ejemplo. Si uno entra en la Capilla Sixtina ve arriba el Diluvio terrible y el Juicio Final, y los castigos, es decir los exterminios de la Biblia que después se hicieron los exterminios en la vida común de los cristianos: matanzas de los aborígenes, de los esclavos en África, los del Proceso de la dictadura en Argentina y ahora los crímenes de George Bush en Irak.
Lo que hicieron los artistas fue consolidar el poder de la Iglesia, todas las ilustraciones bíblicas de los exterminios y de los infiernos que hicieron Miguel Ángel, Luca Signorelli, entre otros, sirvieron para consolidar el poder de la Iglesia, y al mismo tiempo consolidó la extrema intolerancia de esa religión de Occidente, la intolerancia de castigar con torturas, de castigar al que piensa diferente. Todo aquel que no comulga con los desatinos de la religión cristiana, del Antiguo Testamento y de los Evangelios, entonces es castigado. Esa intolerancia es la que contaminó nuestra sociedad desde el principio, consolidó a la institución Iglesia y a la religión cristiana en el mundo occidental, y provocó o ayudó a los exterminios de los cristianos en la Tierra. Es decir, si uno observa un poco puede ver una relación entre el Antiguo y el Nuevo Testamento con todos los exterminios, el Diluvio, Sodoma y Gomorra, los veintricuatro mil judíos que se mataron en Sitim por copular con las madianitas; luego vinieron los exterminios en la Tierra, todas las guerras que hicieron los cristianos, la conquista de Europa en América que entró con el cristianismo como bandera, y después eso sigue en el futuro con el exterminio, matanzas y torturas que promete Jesús.

- Es una condena que está preestablecida a futuro...

- Sí. Desde el origen de la humanidad con el pecado original, que se puede ver en la Capilla Sixtina, y que es de una misoginia espectacular, porque desde el principio a la mujer, Eva, se la representa con la cabeza de la serpiente, tanto Miguel Ángel como otros, porque esa representación se realizó a fines del siglo XV, al mismo tiempo que estaban matando, por orden de Inocencio VIII, a mujeres acusadas de brujas. Este Papa dio una Encíclica de la cual de derivo el Manual de Brujas, que pergeñaron dos personajes apañados por Inocencio VIII. Siempre hubo exterminios y matanzas que tiene una continúan en la actualidad. La Tierra, para la religión, es un lugar para sufrir. En la Tierra se sufre y se sigue sufriendo en el más allá, porque el Juicio se hace miles de años después. Yo calculo que habrá más de cien mil millones de almas sufriendo ahora, antes del Juicio, en algún lugar del cielo.
Hay que fijarse cómo habrá evolucionado la idea del Infierno, condenado por los derechos humanos del año ’47, que al principio era fuego, torturas plasmadas por El Bosco en las artes plásticas, por Dante en el Infierno de la Divina Comedia y en El paraíso perdido de Byron por ejemplo en la literatura, en las letras de Juan Sebastián Bach, y ahora como dijo el Papa Juan Pablo II, el Infierno está lleno de malvados pero después para que no se lo acusara a Dios de tortura modificó esa concepción diciendo que el Infierno era un estado de alma, un estado de sufrimiento por la ausencia de Dios. Pero vino este nuevo Papa, Joseph Ratzinger, y volvió a la antigua idea del Infierno como castigo, con sufrimiento.

- Cuál fue la motivación inicial que lo llevó a manifestar el nexo entre arte religión?

- La idea del Infierno. Desde que estudiaba en un colegio de curas cuando era chico me llamaba la atención. La idea del Infierno como norte o eje central de nuestra cultura. El castigo en el más allá, que es la forma que tiene la Iglesia de conquistar fieles, el temor , la amenaza, me parecían un disparate que llamó mi atención. Estudie mucho ese tema y llegué a esa conclusión: que el arte, tan admirado por nosotros, llevó al poder a la Iglesia que cometió un sin número de crímenes. Es decir, el arte que nosotros admiramos, está muy vinculado, en el origen o en la causa, con esos crímenes que se cometieron en la Tierra.

- Esa relación también tiene que ver con un poder económico.

- La Iglesia alcanza el poder, y también el poder económico. Hoy se ignora todo lo que tiene el Opus Dei y también el Vaticano. El poder económico además se vincula con el poder real. Nosotros, en nuestro país, tuvimos gobiernos extremadamente católicos, la Dictadura, Carlos Menem, que decía que el rumbo de su gobierno lo marca Dios, y en esa época el cardenal Antonio Quarrachino decía que las leyes de Dios valen para todos los hombres. Después llegó Fernando De la Rúa, que era un practicante católico y que instó a dar de comer a los carenciados portando el “Estandarte del Señor”
En un texto mío del libro “Prosa Política”, al hablar del uso del hambre en la religión se observa, por una parte, que para Jesús “el hambre sirve para llegar al cielo”. “Bienaventurados los hambrientos porque de ellos será el reino de los Cielos”. Pero por otra parte el hambre juega un rol central desde el origen de Occidente, cuando, tras el fracaso de la creación, Dios le dijo a Adán: “Maldita será la Tierra por causa tuya, con dolor comerás de ella todos los días de tu vida”. Luego para castigar el pecado original inventa otras hambres
Hablando de hambre, en el Deuteronomio amenaza a quienes violen sus mandamientos con tales privaciones que la mujer más tímida y delicada se comerá a sus hijos a escondidas del marido para no compartirlos.
En Isaías advierte a quienes lo abandonen por otros dioses que terminaran comiendo la carne de sus manos y de sus brazos.
En el Nuevo Testamento, Jesús en determinado momento, parecería que apoya la idea de que habrá un hambre tan terrible que las mujeres se comerán a sus hijos





- ¿Cómo se vincula la amenaza de hambre con el concepto de poder?

- La amenaza de hambre es una de las amenazas de la Iglesia, pero la amenaza principal es la del Infierno para nosotros. Aparte de todos los cristianos condenados por sus pecados están todos los no cristianos que caen también.

- ¿En que estadio estaríamos hoy en esa relación entre arte- poder y religión?

- El arte en una época fue casi exclusivamente arte religioso. Ahora hay muy poco de eso. Creo, hasta donde conozco, que hay solo una Bienal de Arte Religioso. Yo, por supuesto, no estoy en contra de esas manifestaciones, creo que cada uno hace lo suyo.

- ¿Ya no hay esa atadura exclusiva del arte con lo religioso?

- No, por el contrario, hoy hay más manifestaciones artísticas en contra de ciertas religiones. Las obras que yo presenté en el Centro Cultural Recoleta son Infiernos al revés. Lo que hice yo, para que se notara lo que es el Infierno, fue poner Infiernos con Santos y Vírgenes atravesados y colgados en contraposición al Infierno de El Bosco, donde se atravesaba por la vagina a las mujeres. Los grandes pintores pintaron cosas horribles, ilustraron las cosas peores de la religión, también pintaron el cielo pero en menor proporción.

- ¿Era una necesidad económica de subsistencia lo que hacía que los artistas se vincularan con ese tipo de arte?

- Posiblemente, porque eran los amigos de la iglesia los que encargaban las obras, había mecenas. Y algunos serían cristianos que lo hacían convencidos.

¿Qué representa el arte para las Dictaduras? ¿O qué rol cumplió?

- Pongamos un ejemplo: Hay una gran diferencia entre el Cristianismo y el Nazismo y es que el Cristianismo pintó sus crímenes, y también los crímenes que va a hacer, en cambio el nazismo no pintó los campos de concentración, no hizo alarde de sus crímenes, no los usó como para convencer a la gente. Era terrible porque la gente sabía lo que pasaba pero no apoyó eso con el arte. Hittler rechazó el arte moderno que llamó degenerado. El nazismo no usó a los artistas para amenazar. Se podría decir que en ese sentido fue más humano que la Iglesia, la cual mostró todos sus exterminios y amenazas. En la Biblia aparte de tener la idea central de la intolerancia, que es castigar al otro que no piense como la Iglesia, sirve como antecedente de la homofobia actual que está en Sodoma y Gomorra, y todas las amenazas contra sodomitas que hay en el Antiguo Testamento, y después está San Pablo, en el Nuevo Testamento, que repite las amenazas son dignas de muerte”, e incluye a las mujeres sodomitas. También en la Religión están los antecedentes del antisemitismo, todo lo que Jesús dijo de los judíos.
También en la Biblia aparece la mujer como Satanás, pintada luego en la Capilla Sixtina como un Demonio en la misma época en que estaban matando mujeres.

- Entonces hay una relación de anclaje permanente

- Ahora dicen que no pero, se olvidan de 2000 años.

- ¿Y la relación con nuestra Dictadura?

- Por suerte ahora se están enjuiciando a los responsables, pero mientras la sociedad civil lo hace, la Iglesia ni siquiera tiene un juicio condenatorio para con Christian Von Wernich, por ejemplo. Mientras estuvimos condenando a los criminales del Gobierno Militar la Iglesia siguió incólunme. O, en la actualidad, critica activamente al gobierno que lo lleva a cabo.



Octubre del 2008.


Por Conrado Yasenza.



Arte y Tecnología


- ¿Cómo ve Ud. el cruce entre el arte pictórico y las nuevas tecnologías?

- Yo creo que la calidad del arte es muy difícil de determinar. Cada uno tiene su visión. Yo creo que todo lo que sea nuevo hay que apoyarlo, por ahí uno se equivoca, pero mejor equivocarse apoyando que equivocarse con Van Gogh. Yo creo que un buen pintor, por ejemplo Miguel Ángel, haciendo arte digital sería bueno.
No uso la computadora para dibujar, pero es sumamente útil para achicar fotos de cuadros y obras, para base de un sitio en Internet. En fin la computadora es un ahorro de tiempo y una gran ayuda.
Me parece que el arte debe ser libre y admitir toda forma de realización y de presentación. Así el arte digital y las galerías que lo muestran me parece que deben ser aceptadas. Lo que importa es si lo que muestran es bueno o malo. Claro, esa es una difícil cuestión.

Octubre 2008
Conrado Yasenza

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

comentarios